Posada Massó en Villanueva de la Jara

Uno de los edificios más emblemáticos en la arquitectura local es la Posada Massó de Villanueva de la Jara, cuyo artífice, Juan Naranjo, la construyó con el fin de ser albergue de arrieros y utilizando sus caballerizas.

La Posada Massó es Bien de Interés Cultural

Es un punto de interés para turistas y visitantes a La Jara. Aunque la Posada Massó va más allá de haber sido un establecimiento donde alojarse para dormir en La Jara. Esta antigua posada es un icono que nos invita a imaginar aquellos tiempos antiguos en los que la madera y la piedra lo eran todo.

La Posada de Villanueva de la Jara

Es, desde su propia estética de ladrillo, cal y adobe, una estructura típica de casa manchega tradicional. Es de suponer que por ello, la Posada Massó era punto de encuentro, descanso y avituallamiento en el paso por Villanueva de la Jara.

Dónde está la Posada Massó

El edificio tiene su puerta central en la Plaza Mayor y su fachada trasera en la calle Nueva. Su calle interior comunica ambos puntos, estableciendo en la actualidad un paso obligado para contemplar la restauración de la que ha sido objeto.

La manera más fácil de encontrar la Posada Massó es dirigirse a la Plaza Mayor, donde se encuentra la oficina de turismo y a pocos pasos del ayuntamiento jareño.

La Posada Massó, Bien de Interés Cultural

Pero la Posada Massó es mucho más que un atractivo turístico.

En el año 1992 la Posada Massó fue declarada Bien de Interés Cultural. Esto supone la aplicación de protección por la administración pública dado el valor histórico artístico que posee el inmueble. Es , por tanto, parte de la tradición de Villanueva de la Jara y de su propia historia.

Cómo es la Posada Massó

Como construcción renacentista del siglo XVI, la posada ofrece a la vista una característica árabe, con sus tejas curvas. También el cañizo sustentado por barro, utilizado como aislante. Sus vigas de madera en forma de tijera y sus paredes ejalbegadas.

Los espacios de residencia están separados de las caballerizas, las cuales mantienen aún en la actualidad los pesebres, como comederos, junto a la entrada trasera.

Descrita las generalidades de la casa manchega tradicional, las características concretas de la Posada Massó son: construcción de planta irregular, con una fachada a tres calles, un patio interior (corral) y en torno a él, las demás dependencias. Como novedad aparece una calle parcialmente cubierta, que recorre su interior comunicando la calle Nueva con la Plaza.

https://cultura.castillalamancha.es/patrimonio

Estética de la Posada Massó

El arco rebajado en la puerta principal, el portón, es -tal vez- el punto más característico del edificio. La piedra y las columnas que lo sostienen también dibuja dicha estética. Los trabajos de herraje en ventanas y los zócalos castellanos culminan el espectáculo arquitectónico.

Al mismo tiempo, el suelo del pasadizo de la Posada Massó está compuesto por miles de pequeños cantos rodados a modo de mosaicos.

Visitar la Posada Massó

La visita a la Posada Massó es habitual, y su paso a través de ella es, diríamos, casi obligado para quienes deseen zambullirse en la cultura de Villanueva de la Jara.

Recomendaciones

Contenidos relacionados

Búsqueda por etiquetas